Cómo pierdo barriga

En plena operación biquini son muy populares las búsquedas en Google relacionadas con perder barriga o adelgazar, aunque los resultados no son siempre lo que nos esperamos.

 

Antes de nada, hay que aclarar que para adelgazar de forma efectiva se hace necesario ir un poco más allá de seguir una dieta sana. Cualquier dieta para adelgazar se debe complementar con algo de actividad física, por mínima que sea. Estos son algunos de los consejos que te damos para conseguir tus objetivos.

Consejos para adelgazar

Haz varias comidas al día. Quizás suene tópico y no sepas muy bien el motivo por el que este consejo aparece en todas las dietas. Tu metabolismo depende en gran medida del número de comidas que haces, por lo que con cinco comidas diarias te asegurarás de que tu metabolismo esté en funcionamiento durante todo el día. Para que sirva de símil y entender por completo este apartado, es más saludable consumir un kilo de alimentos repartidos en cinco comidas al día que hacerlo en tres.
Cuida bien lo que comes. No te dejes llevar por las comidas precocinadas o los restaurantes de comida rápida. La industria alimentaria ha evolucionado mucho durante los últimos años y se hacen ricos a costa de nuestra salud. Por supuesto, olvídate de la bollería industrial y sus derivados. Un buen comienzo sería darte una vuelta por las fruterías, carnicerías y pescaderías de tu barrio y pasar de las grandes superficies y sus alimentos envasados.
La constancia es fundamental. Es posible que durante los primeros días no veas los resultados que esperas aunque te estés esforzando como el que más. La carrera de adelgazar es para los que más aguantan, no para los que más corren. Hazte un menú semanal y cámbialo a menudo para no caer en la monotonía. Uno de los motivos por los que solemos abandonar las dietas es por puro aburrimiento acompañado de escasos resultados.
Dejar de comer no ayuda. Eso que dicen por ahí de que para adelgazar hay que pasar hambre es mentira. Una persona que deje de comer puede que pierda peso, pero la siguiente vez que coma almacenará el doble de grasas que antes. Nuestro cuerpo es muy inteligente y debemos evitar que entre en modo de reserva.
Come grasas, pero de las sanas. La grasa es necesaria para nuestro cuerpo y prescindir de ella es un error garrafal. Eso sí, deben ser de las sanas que podemos encontrar en muchos pescados, aceites o frutos secos. Las grasas saturadas que contienen las carnes o algunos lácteos no son sanas y no nos ayudarán en nuestro objetivo de llevar una dieta sana.
Imagen suscripción.

Leave a Reply

Be the First to Comment!

Notify of
avatar
wpDiscuz